Tips de rehabilitación contra el gas radón

En los últimos años, la Unión Europea obliga a los Estados miembros a establecer niveles nacionales de referencia para las concentraciones de Radón en recintos cerrados y a adoptar medidas adecuadas para limitar la penetración del radón en los edificios. Pero… ¿Qué es el gas Radón y cómo afecta a nuestra salud?

El gas Radón es un gas radiactivo y cancerígeno que procede de las rocas y suelos, es decir, se ubica en la propia naturaleza. Este tipo de gas no suele presentarse en niveles altos al aire libre, sin embargo lo podemos encontrar en nuestras viviendas, especialmente en zonas con suelos muy permeables.

Normalmente se encuentra más en las plantas subterráneas y en las primeras plantas. A medida que vamos subiendo de planta, se reduce. Es decir, a más altura, menor cantidad de radón.

La aparición o no de esta tipología de gas está estrechamente ligada a las características del terreno. Hay zonas geográficas que debido a su geología es más probable encontrar edificios con niveles elevados.

Las láminas impermeabilizantes y los aislamientos protegen al edificio de problemas estructurales al sellarlo, protegiéndolo de todo tipo de humedades, incluso del gas Radón.

Está demostrado que las láminas elastoméricas usadas como barreras anti-radón pueden reducir el nivel de radón en las viviendas en un 90% en los sótanos, tal y como se establece en los resultados del ensayo realizado por equipo de investigación de la universidad de Cantabria y el instituto de Ciencias de la construcción Eduardo Torroja, cuyos resultados se explican en el artículo El uso de membranas Elastoméricas como Barrera de protección Frente a la entrada de gas Radón en edificios realizado por Borja Frutos Vázquez y Manuel Olaya Adán.

En ChovA hemos desarrollado una gama específica de láminas impermeabilizantes recomendadas como barrera contra Radón para edificación. Todas las láminas anti-radón están certificadas por el Laboratorio de radiactividad Ambiental de la Universidad de Cantabria, en concreto las láminas POLITABER COMBI 40, POLITABER COMBI 48 y la ChovAPLAST Alum BV 30.

A continuación, enumeramos algunos consejos para tener en cuenta en rehabilitación para protegernos del gas Radón:

  1. Antes de realizar una rehabilitación de un local o una vivienda es aconsejable realizar una medición de la concentración de radón en la misma.
  2. Si nuestra vivienda o local habitable tiene una concentración superior a 300 Bq/será aconsejable aplicar medidas de protección frente al radón aunque el municipio no se encuentre en las zonas de riesgo marcadas por el Código Técnico.
  3. En el mercado ya existen medidores de radón y hay laboratorios especializados en estas mediciones.
  4. La protección con láminas es una de las maneras más eficientes de proteger las edificaciones existentes contra el radón.
  5. Las barreras tipo lámina con un coeficiente de difusión frente al radón menor que 10-11 m²/s y un espesor mínimo de 2 mm serán válidas como barrera de protección contra el radón.
  6. Una vez realizada la actuación es recomendable realizar una nueva medición para garantizar el correcto funcionamiento de las actuaciones.

Recuerda que en ChovA ponemos a su disposición un Departamento Técnico completo para ayudarle en la redacción de su proyecto. Si desea más información o asesoramiento personalizado, no dude en llamar al 96 282 21 50 o bien contactar con nosotros enviando un e-mail a chova@chova.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s