La importancia de los drenajes y geotextiles en las cubiertas vegetales

Desde la antigüedad ha habido un cierto interés por las llamadas cubiertas verdes o ajardinadas en un intento de crear un modelo de vida más sostenible. Este interés ha ido aumentando en los últimos años ya que los aspectos ambientales y energéticos están tomando mayor protagonismo en casi todos los aspectos de nuestra sociedad.

Estas cubiertas ajardinadas presentan numerosas ventajas con respecto al resto de cubiertas tradicionales. Cuando se instala una cubierta verde, en el interior de la vivienda se genera un confort que hace incrementar la eficiencia energética en todas las estaciones del año. Esto significa que en verano, una cubierta ajardinada es capaz de absorber hasta un 80% de la radiación y en invierno evita la pérdida de calor por la acumulación térmica.

Llegados a este punto, si queremos disponer de una cubierta ajardinada, ¿qué capas son necesarias para su correcta instalación y en consecuencia, funcionamiento?

  • Protección de tierra: Espesor y tipología depende del tipo de vegetación escogida.
  • Capa separadora filtrante: Se coloca bajo el sustrato para evitar que sus partículas más finas sean arrastradas por el agua de lluvia o riego y alcancen la capa drenante, colmatándolas e impidiendo la correcta evacuación del agua.
  • Capa drenante: Con el objetivo principal de que dicha agua alcance lo antes posible la lámina impermeable, para así ser reconducida a los sumideros.
  • Capa separadora bajo protección
  • Impermeabilización: Puede estar tanto por encima del aislamiento térmico (cubierta convencional) como por debajo (cubierta invertida). Con esta capa se garantiza la estanqueidad al agua.
  • Aislamiento térmico: Mediante placas de poliestireno extruido.
  • Barrera contra el vapor
  • Formación de pendientes de la cubierta
  • Soporte resistente

Una cubierta ajardinada ha de presentar, según la norma UNE 104401:2013, una pendiente comprendida entre el 1% y el 5%. Además, en estas cubiertas, la impermeabilización se debe realizar con sistemas adheridos y se debe asegurar la compatibilidad y la estabilidad de la capa aislante con la membrana.

Una parte fundamental de este sistema de cubierta, la constituyen los drenajes. En ChovA hemos desarrollado una gama de membranas drenantes que ayudan a evacuar el agua de la cubierta. Dichas membranas son las siguientes:

  • ChovADREN: Es una membrana drenante nodular de polietileno de alta densidad (HDPE). Su principal aplicación es la protección de la impermeabilización y el drenaje de muros y soleras.
  • ChovADREN DD à Con geotextil incorporado que actúa como filtro de agua, para impedir que la tierra acabe taponando el drenaje, mientras que los nódulos de polietileno (HDPE) conducen y evacúan el agua. El sistema complejo funciona como drenaje del agua y protección de la impermeabilización del muro, la cimentación, etc.
  • ChovADREN 20 GARDEN à Membrana drenante nodular y retenedora de agua en polietileno de alta densidad (HDPE) específica para cubiertas ajardinadas, el agua se retiene en sus nódulos y la sobrante se elimina a través de los cortes de la zona superior.
  • ChovADREN DD GARDEN à Membrana drenante nodular y retenedora de agua en polietileno de alta densidad (HDPE) con geotextil incorporado.

Desde ChovA ofrecemos soluciones para cubiertas ajardinadas, que incluyen las citadas membranas drenantes, con el fin de proporcionar soluciones que contribuyan a la recuperación de superficies verdes, a la reducción de la radiación solar en el edificio y a mejorar la composición del aire, consiguiendo así el objetivo de ser un elemento que mejore la situación ambiental, contribuir a la sostenibilidad y mermar el cambio climático.

Si desea conocer con más profundidad la gama de drenajes de ChovA, no deje de visitar la web www.chova.com donde encontrará toda la documentación con características técnicas.