Utilizar XPS como aislamiento térmico en suelos

Si lo que buscamos es el máximo confort en nuestra vivienda, tenemos que prestar atención al aislamiento térmico del suelo. Aislar térmicamente el suelo no sólo disminuirá la temperatura del hogar, sino que también mejorará la sensación térmica, mientras que ayuda a resolver los problemas más habituales que surgen en el suelo de los edificios.

Una parte importante de la sensación de confort, así como del consumo de energía, están relacionadas con un aislamiento térmico adecuado en los suelos.

Para no transferir el calor (del interior al exterior y viceversa) y evitar problemas derivados de la humedad, podemos utilizar aislantes como el poliestireno extruido (XPS), que además apenas reduce la superficie y no precisa un mantenimiento constante.

El ChovAFOAM XPS es una espuma rígida, aislante, de carácter termoplástico y de estructura celular cerrada, la cual posee muy buenos beneficios frente a la absorción de agua y como aislante térmico. A su vez, también garantiza una altísima capacidad de resistencia mecánica.

Aislamiento térmico, baja absorción de agua y elevada resistencia mecánica, son las tres características que hacen idóneo al poliestireno extruido XPS.

Nuestro producto ChovAFOAM XPS reúne todas estas prestaciones: Aislamiento térmico, baja absorción de agua y elevada resistencia mecánica. Utilizado en suelos, las ventajas son:

  • Alta resistencia a la compresión.
  • Reduce el riesgo de condensación
  • Incrementa el confort ahorrando energía
  • Es ideal para suelos calefactados

Los elementos de separación horizontal, como son las losas y forjados que dividen espacios acondicionados y espacios no acondicionados, así como los que separan al edificio del terreno y del ambiente exterior, forman parte de la envolvente térmica del edificio, tal como define el Código Técnico de la Edificación (CTE), y por tanto deben cumplir determinadas exigencias desde el punto de vista de aislamiento térmico.

Los tipos de planchas de poliestireno extruido empleadas habitualmente en aislamiento de suelos, son de 250, 300, 500 y 700 kPa (éstos dos últimos en el caso de estar sometidas a cargas importantes, como por ejemplo en suelos industriales, con tránsito de vehículos y maquinaria pesada) de resistencia mínima a la compresión. La superficie exterior suele ser lisa y los mecanizados perimetrales con corte perimetral a media madera, o con canto recto sin mecanizar (en este caso es recomendable su aplicación en doble capa con juntas contrapeadas).

Ejemplos de Aislamiento Térmico en suelos con ChovAFOAM XPS:

Suelos flotantes directamente en contacto con tarima de madera

Suelos flotantes con tarima de madera

Suelos flotantes sobre losas y forjados

Suelos flotantes sobre losas y forjados

Suelos Parking

Suelos Parking

Suelos radiantes

Suelos radiantes

Consulta más sistemas sistemas constructivos para el aislameinto AQUÍ.

Desde ChovA hemos creado un manual de sistemas constructivos para la impermeabilización y aislamiento donde mostramos las soluciones constructivas de impermeabilización de cubiertas, plana o inclinada, y muros y soleras, con criterios claros y de una manera sencilla. ¡Descárgatelo!

 

 

4 comentarios en “Utilizar XPS como aislamiento térmico en suelos

  1. Hola Juan José, según la norma UNE 104401:2013, el recrecido de mortero ha de ser de 4 cm, pero según nuestra experiencia, 3 cm funcionaría.
    Un saludo.

    Me gusta

  2. En un forjado de losa de hormigón de uso vivienda, sobre el aislamiento xps, ¿qué espesor mínimo de recrecido de mortero con armado tipo tela de gallinero, debería disponer para luego solar con plaqueta cerámica tomada con cemento cola?.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.